viernes, enero 16, 2015

LA IMPORTANCIA DE LA AMISTAD EN LOS PRIMEROS AÑOS DE LA VIDA.

La primera infancia, la etapa de la vida donde se forjan las primeras relaciones de amistad.   Que le permite a los niños y las niñas crear contextos para aprender habilidades para su desarrollo social, cognitiva, comunitario y emocional. 

 Además, las amistades exitosas durante la primera infancia contribuyen a la calidad de vida de los niños y se consideran importantes para poder ajustarse bien a la vida (Overton y Rausch, 2002; Richardson y Schwartz, 1998).

Trastorno de sueño en la Adolescencia

TRASTORNO DEL SUEÑO EN LA ADOLESCENCIA.

Durante la  infancia adolescencia es frecuente   que se presente el SINDROME DEL RETARDO DE LA FASE DEL SUEÑO es decir que el inicio del sueño se da  tres o cuatros  horas más tarde, aun así  la cantidad y calidad del sueño son normales.

Esta  patron del sueño  se relaciona con la alteración del ritmo circadiano 

La problematica se da cuando los y las adolescentes tienen que cumplir un horario, se puede producir un deprivacion del sueño y como consecuencia  encontrarse somnolient@s o dormirse durante las actividades escolares.  ´Puede asociarse con habitos de sueños inadecuados  como ir a la cama para ver television,  usar sus computadoras, tablet, teléfonos etc.



lunes, julio 01, 2013

La familia como parte del equipo médico. Entrevista al Dr Javier Gonzále...

Entrevista a Dr Carlos Gonzalez. Pediatra

Crianza con Apego./ Entrevista a Dr Carlos Gonzalez

EL ABUSO INFANTIL IMPACTA LA SALUD DE LOS NIÑOS Y NIÑAS .1 era parte

RETINOPATIA DEL PREMATURO Entrevista a Dr Juan Ubiera.

COMO ACTUAR EN CASO DE TRAUMAS OCULARES. Entrevista a Dr Juan Ubiera 3...

Investigacion Acoso Sexual en INTEC. Entrevista a LIc Desiree del Rosar...

martes, noviembre 06, 2012

A EDUCACIÓN SEXUAL FAMILIAR EN LA INFANCIA.


L
Solo el 7% de los niños aprenden todo lo relativo al sexo por boca de sus padres. La mayor parte del 93%  restante obtiene la información de sus compañeros y de los medios de comunicación.

Linda y Richard Eyre (Hablemos a nuestros hijos sobre el sexo y el amor)


La educación de los hijos  en sí mismas, es una tarea sumamente compleja, y  esto se hace más palpable cuando se  trata de educar a los hijos  acerca de su sexualidad.
 A los padres  por lo general les cuesta  mucho  hablar de sexualidad con sus hijos debido   a  sus propias historias personales y porque  no fueron educados sobre este tema durante su infancia y adolescencia. No obstante,  educan a sus hijos sexualmente aún sin hablar. Sus conductas, actitudes, comentarios, la forma en que se relacionan como pareja, su forma de vivir su masculinidad o su feminidad, el amor, sus silencios…. educan a los hijos  de manera correcta o incorrecta sin darnos cuenta-. También los medios de comunicación tienen su parte en el aprendizaje de la sexualidad, en la actualidad, vivimos en un  mundo erotizado y sexualizado.

El  70% de los programa de televisión incluye algún contenido de carácter sexual, promediando cinco escena de este tipo por hora y los niños tienen acceso a este contenido[1].
La  Academia Americana de Pediatría AAP, preocupada por la influencia que han demostrado los estudios de investigación en los niños y  adolescentes expuesto a contenido sexual- erótico ha emitido  una declaración pública  al respecto del peligro  de los mensajes que reciben los niños y adolescentes sobre el sexo en la televisión, el internet y otros medios de comunicación.  Recomiendan a los padres utilizar las tramas de las series en los medios de comunicación como herramienta de aprendizaje para hablar de sexo con sus hijos.[2]

Es muy frecuente que cuando se habla de sexualidad, se tienda a creer que hablamos de genitalidad, que es la parte de la sexualidad que tiene que ver con los órganos sexuales, las relaciones sexuales y la procreación.  La  sexualidad trasciende esta dimensión  biológica   y se define como  el modo de ser, de relacionarse y de vivir como hombre y como mujer.   Partiendo de esta aclaración podemos abordar la sexualidad infantil lejos de la genitalidad y la sexualidad reproductiva.

Educar en la sexualidad es un proceso de enseñanza para la vida y para ser persona, ya sea como hombre o como mujer, sobre la base de una sexualidad integral, fundamentada en el afecto y el respeto al otro.  Es un proceso  constante  y por etapas;  es ocasional, espontánea, testimonial, no formal  y orientada desde los valores del hogar (Martín 2008). Tiene que  ver,   a como aprender a expresar emociones y sentimientos; a reconocer los valores como la amistad, la solidaridad a proteger y respetar al otro.

La Organización Mundial de la Salud  recomienda  que para lograr una sexualidad plena y sana en el adulto, debemos educar a los niños y niñas en sus primeros años de vida. Es en la primera infancia donde los aprendizajes de normas, conductas y valores morales se establecen y persisten para toda la vida.
 La sexualidad infantil tiene sus propias  particularidades: existe una genitalidad  poco desarrollada,  bajos niveles hormonales que no definen los caracteres sexuales secundarios, el placer sexual no es específico y predomina la  atracción afectiva (no sexual), su desarrollo es evolutivo.

La manera en que los bebes son tratados, acariciados, cuidados  tiene relación directa con la sexualidad en desarrollo. Una actitud sexual sana,  se inicia con la manera  en que un niño se siente en relación con su cuerpo.  Los bebes aprenden más sobre su cuerpo durante este corto periodo que durante toda la vida
Las investigaciones médicas indican que cuando los niños pequeños necesitan obtener información, generalmente acuden primero a sus padres. Una vez que se convierten en adolescentes,  tienden a depender más en sus amigos, en los medios de comunicación y en terceras personas para responder a sus dudas...

 ¿A qué edad debemos de comenzar  hablar sobre sexualidad  con los niños? la respuesta es sencilla, desde el momento que hagan la primera  pregunta,  que generalmente ocurre entre los 2 y 3 años, motivados por el deseo de conocer como funciona su mundo alrededor. Muchas veces los padres cometen un error al ignorar las preguntas. Lo adecuado es dar una respuesta cierta, acorde a la edad y momento evolutivo. Y el flujo de información al respecto debe ser continuo  y de acuerdo a la edad.  Es importante dar confianza  para que sigan preguntando.  Y ser honestos, si no sabemos una respuesta, decirles que no sabemos, que debemos investigar y luego le explicaremos.

Todos los niños, niñas tienen derecho a ser educados en su sexualidad, tener toda la información pertinente que les permita asumir una sexualidad sana,  plena y responsable en su vida adulta. Además es un tema de prevención, educar la sexualidad evita el asumir conductas de riesgos, previene el embarazo precoz, las infecciones de transmisión sexual y el abuso sexual.

Cuando se educa sexualmente a los niños estamos previniendo abuso sexual

Dra.  Mirna I Josefina Luna Rodríguez.
Egresada Hospital Rodolfo Nieto Padrón, Villahermosa, Tabasco. Mex
Pediatra/Educadora sexual
República Dominicana.




Bibliografía.
1.       Eyre, L., Eyre R., (2009) Hablemos a nuestros hijos sobre el sexo y el amor.  Una guía dirigida a padres y educadores de niños y adolescentes.  Amat Editorial. España 
2.       Freud, S (1967). Tres ensayos  para una teoría sexual en Obras completas.  Madrid, Lopez Ballesteros y Torres.
3.        Martin, O., Madrid, E., 2008 Didáctica de la educación sexual. Un enfoque de la sexualidad y el amor.  Editorial SB. Argentina. 2008.
4.        López  F. (2005) La educación sexual de los hijos. Madrid, España. Pirámide.
5.       -López F., (199). La Inocencia Rota. Abuso sexual a Menores. Barcelona, España. Océano.
6.       Luna R. J.,  Ni mucho ni poco, buscando el balance. Guía para madres y padres de hoy. CONANI, 2007,   Santo Domingo, Rep. Dom.
7.       En línea: Atender y educar la sexualidad desde la consulta de pediatría. http://es.scribd.com/doc/70750570/Atender-y-educar-la-sexualidad-desde-la-consulta-de-pediatria







lunes, julio 30, 2012

LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA ES LA FORMA MAS AMOROSA DE ALIMENTAR A TU BEBE.


El  desarrollo  y crecimiento infantil  precisan de una nutrición adecuada. La nutrición comienza in útero por intermedio  de madres que se alimentan de manera  adecuada.

Numerosas investigaciones han demostrado la importancia de que los niños y las niñas reciban una alimentación y nutrición adecuada en los primeros años de la vida. Ya en referencias anteriores hemos hablado de la ventada de oportunidad nutricional que ofrece  los primeros 1000 días de vida,  época en que ocurre el mayor crecimiento cerebral, y el recibir una adecuada nutrición garantiza y  determina la calidad de la  salud y el bienestar  de la vida futura de los adultos.

Si el niño está o no bien alimentado durante los primeros años de vida, puede tener un efecto profundo en su salud, así como en su habilidad para aprender, comunicarse, pensar analíticamente, socializar efectivamente y adaptarse a nuevos ambientes y personas. Una buena nutrición es la primera línea de defensa contra numerosas enfermedades infantiles que pueden dejar huellas en los niños de por vida. Los niños que han padecido desnutrición durante su primera infancia,   no crecen ni se desarrollan de forma adecuada. Su crecimiento cerebral se retrasa traduciéndose  en trastornos conductuales, retrasos del aprendizaje o deficiencias motoras. Así mismo la deficiencia de hierro y otros micronutrientes  están vinculadas claramente a déficit cognitivos en los niños pequeños, en el caso de yodo se relaciona con deficiencia en la mielinización .

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños menores de 6 meses  sean alimentados exclusivamente con leche materna. Deben recibir lactancia exclusiva  y no dar otro alimento diferente de la leche, eso así porque su sistema digestivo  no está apto para  digerir ni procesar   otros tipos de alimentos diferentes de la leche. Es un error nutricional, dar a los bebés menores de 6 meses té, jugos, compotas y otros preparados.

La lactancia materna exclusiva, la alimentación por excelencia para los bebés en sus primeros 6 meses de vida es desestimada por muchas madres por no conocer los reales beneficios que ofrece a sus hijos e hijas como a si misma. Hoy día la madre que quiere amamantar a su bebé debe ser entrenada para lograr una lactancia exitosa debido a todos los obstáculos que impiden lactar a sus hijos, mucho de los cuales tiene que ver con la falta de información ofrecida por los servicios de salud. Es por ello que las madres interesadas en alimentar al seno materno de manera exclusiva deben hablarlo con sus médicos: ginecólogo y pediatra para que ellos faciliten el apego precoz, que no es más que dar la oportunidad de mamar al bebé en la primera hora de nacido. Esta simple acción garantiza una lactancia exitosa, pues permite que el estímulo de succión desencadene todo el mecanismo hormonal a nivel cerebral y de mama que ocasiona la bajada de leche, además que esta primera leche amarillenta y escasa tiene alto valor calórico y sobre todo inmunológico pues ofrece una protección al bebé contra enfermedades padecidas por la madre.

La alimentación al seno materno previene la obesidad infantil por varios mecanismo, el recientemente explicado se refiere a que los niños lactados tiene una autorregulación que de acuerdo a la composición de la leche, (que se modifica en su contenido en una tetada) saben cuando dejar de comer, este autocontrol no se observa en los niños alimentados con fórmula que con frecuencia son sobrealimentados pues no saben cuándo parar de comer y con mucha frecuencia las madres ofrecen leche cuando el niño llora, al interpretar que llora por hambre desconociendo que el llanto es la manera de comunicarse de un recién nacido, de pedir ayuda, de decir que algo no está bien para él. (Se han identificado 11 tipos de llantos en un recién nacido)

Otro mecanismo que hace que la alimentación al seno materno prevenga la obesidad está relacionado con el sabor diferente, variado de la leche materna que está íntimamente relacionada con la alimentación que tiene la madre. Estos sabores diferentes permiten al bebé paladear e identificar sabores distintos de frutas, verduras, cereales, etc., esto sin embargo, no ocurre con la leche de fórmula que tiende a tener un sabor dulzón lo que hace preferir el sabor dulce a los niños y niñas alimentados de esta forma.

Posted by Picasa

martes, julio 24, 2012


Aproveche los momentos oportunos y eduque sexualmente a sus hijos. 


Los anuncios publicitarios, los programas de televisión dirigidos al publico pre y  adolescentes ofrecen excelentes oportunidades a los padres para  hablar sobre el sexo con sus hijos. 


Los anuncios o comerciales  televisivos  ofrecen  excelentes oportunidades para educar sexualmente a sus hijos, si son discutidos con ellos.  De manera sorprende y alarmante, los anuncios publicitarios a menudo usan el sexo para vender.

 De acuerdo a un estudio realizado recientemente en los Estados Unidos, las mujeres son más propensas a ser mostradas con ropa sugerentes en el 30% de los anuncios, 13% se muestran parcialmente vestidas y el 6% desnuda. Esta manera de utilizar el sexo para anunciar carros, ropas, de una manera aparentemente inofensiva y hasta divertida, ofrece una visión del sexo y las relaciones sexuales devaluada y desvirtuada. Y no se diga de los innumerables anuncios de medicinas que sirven para la disfunción eréctil que están por todas partes.

Por su parte la televisión promueve innumerables series dirigidas a adolescentes que presentan una sexualidad distorsionada, fomentando estereotipos que confunden a los y las adolescentes que impiden que asuman una sexualidad sana y responsable.
Tanto los diarios como las revistas son fuentes interesantes de información y materiales para Educación Sexual. En sus páginas con frecuencia se recogen datos, estadísticas o artículos de opinión relacionados con la sexualidad, que pueden ser punto referentes de discusión con los hijos e hijas


 Diversos estudios han correlacionado la cantidad de contenido sexual visto en la Tv y el inicio temprano de la vida sexual, igual relación ocurre con las canciones con letras sexualmente degradantes.

 La Academia Americana de Pediatría AAP, preocupada por la influencia que han demostrado los estudios de investigación en los niños y adolescentes expuesto a contenido sexual- erótico ha emitido una declaración pública al respecto del peligro de los mensajes que reciben los adolescentes y niños sobre el sexo en la televisión, el internet y otros medios de comunicación. Recomiendan a los padres utilizar las tramas de las series en los medios de comunicación como herramienta de aprendizaje para hablar de sexo con sus hijos en lugar de tener “un monólogo” o “una conversación importante” respecto al sexo.

Sin lugar a dudas debemos como padre contrarrestar la influencia que ejerce en nuestros hijos los medios de comunicación masiva, pues cada día las investigaciones afirman la manera en que los medios de comunicación estimulan y fomenta una sexualidad precoz y distorsionada en los adolescentes y jóvenes. La exposición temprana al contenido sexual, en una reciente investigación reveló que duplicaba el riesgo de embarazo en la adolescencia. Sin duda los medios de comunicación que ofrecen material sexualmente explicito juegan un papel importante en la determinación de que ciertos adolescentes sean sexualmente activos más tempranos. No obstante los adolescentes cuyos padres limitan ver la televisión son menos propensos a tener relaciones sexuales tempranas.

Es importante que los padres no dejen pasar la oportunidad para educar a sus hijos de una manera espontánea.  Estas sesiones de educación sexual,  tomando en cuenta lo que sucede alrededor de nuestro hijos tanto en la vida social como a través de los medios de comunicaciones permite desarmar prejuicios, y estereotipos que puedan estar afectan negativamente la vida sexual de los niños y jóvenes durante un periodo de tiempo importante.   Esta forma de educación  debe de estar  libre de prejuicios, juicios morales y culpas. 

 Hoy día los padres deben comunicar en su educación sexual familiar sentimientos y valores, los niños, niñas y adolescentes reciben mensajes por diversas vías que distorsionan la sexualidad y el sexo. Pues vivimos en un ambiente cargado de sexualidad y erotismo, por lo que hay que dar confianza a los hijos que emana de la certeza de que los padres no tienen nada que ocultar y siempre dicen la verdad.

Dra Josefina Luna 
Pediatra/educadora sexual
tiempoenfamilia@gmail.com